Home
Sóller

Sóller

Sóller - Pueblo con encanto en las montañas de Tramuntana

El pueblo de Sóller se encuentra en el noroeste de Mallorca, en la Sierra de Tramuntana. A unos tres kilómetros de la costa, las montañas se abren a una cuenca poco profunda. Es aquí en el centro de aquella cuenca, donde se encuentra la ciudad mallorquina. Las laderas boscosas dominan el pueblo y los suelos fértiles permiten el cultivo de cítricos, almendros e higos.

Ansicht von Soller in Mallorca

Sóller es rodeado por naranjos, que se complementan con plantaciones de almendros y olivos. Las flores de los almendros brillan de colores rojo y blanco en febrero, mientras que las naranjas maduras a los finales del verano le dan a todo el valle un suave tono exótico. Sin embargo, el nombre "Valle del Oro" no se debe a los brillantes cítricos, sino el aceite de oliva, el "oro líquido" de los moros.

La historia de Sóller
Poco se sabe sobre el asentamiento y el alrededor de Sóller de la época antes de que los romanos llegaron a la isla en el año 123 a.C. Trajeron con ellos vides y plantaron los primeros olivos en el "Valle de oro". Sóller se encuentra en el extremo noroeste de la Sierra de Tramuntana y, a diferencia de la zona más seca al sur de Mallorca, aquí las precipitaciones se producen durante todo el año.

Después de la caída del Imperio Romano del Occidente en el siglo VI, los gobernantes de la isla balear cambiaron. A los principios del siglo X, los moros ocuparon Mallorca y posteriormente ampliaron el cultivo del olivo en el fértil valle. Según fuentes antiguas, el término "valle de oro" se deriva del oro líquido de los moros. El metal precioso amarillo nunca se encontró en Mallorca. En el año 1229, los musulmanes moros fueron expulsados por las tropas del rey Jaume I y Mallorca se convirtió en parte del reino de Aragón.

Con el estallido de la revolución francesa en el año 1789, se abrió un nuevo capítulo en la historia contemporánea de Sóller. La agitación de la revolución llevó a muchos viticultores, agricultores y comerciantes franceses a abandonar el país. Muchos de ellos llegaron al valle fértil de Sóller, en el noroeste de Tramuntana. Comenzaron a cultivar cítricos a gran escala en la zona. Las naranjas fueron enviadas a Francia a través del puerto de Port de Sóller, lo que ayudó a la ciudad a prosperar.

Port De Soller

En el año 1860, una infestación de plagas de cual la mayoría de los árboles de citricos fue víctima, privó a los agricultores de su sustento. Comenzó una ola de emigración que llevó a la mayoría de los colonos a sudamérica, Puerto Rico y Cuba. Los últimos retornados llevaron planes de arquitectura en la mente y construyeron palacios urbanos con adornos elaborados, balcones de hierro forjado y fachadas ornamentadas.

Atracciones en el centro de la ciudad
El centro de Sóller le da la bienvenida con una emocionante mezcla de arquitectura que refleja el espíritu de los tiempos. El corazón de la ciudad es la Plaza Constitución. La plaza central es un excelente punto de partida para dar un paseo por las calles del casco antiguo. La mayoría de los edificios coloniales del caribe se pueden encontrar en la Gran Via. En la calle principal se alinean hermosos palacios con fachadas intrincadamente decoradas y balaustradas de hierro forjado. Los colonos de la parte continental española, que se establecieron en Sóller a los principios del siglo XX, trajeron a la isla el estilo arquitectónico del modernismo catalán. Una variante española del Art Nouveau. Numerosas villas de este período se encuentran ahora en el centro de la ciudad mallorquina. Probablemente el ejemplo más impresionante del modernismo catalán es la fachada del Banco de Sóller, diseñado en el año 1889.

Kirche von Sant Bartomeu in Soller

El casco antiguo está dominado por la iglesia de Sant Bartomeu, que se eleva directamente sobre la Plaza Constitución. La iglesia fue construida en el año 1236 después de la expulsión de los moros.

Numerosas medidas de expansión y cambio siguieron en los siglos siguientes, por lo que hoy en día se puede encontrar elementos de diseño románico, gótico y barroco en la fachada.

Casal de Cultura, un edificio que data del año 1740, alberga un museo etnológico. Además de hallazgos arqueológicos y prendas históricas, puede admirar una pintura de Picasso en las salas de exhibición. Un lugar que también vale la pena visitar, es el jardín botánico en el sur de la ciudad. Fue inaugurado en el año 1992 y alberga más de 400 especies de plantas que prosperan en las islas baleares, especialmente en Mallorca.

Tren de Sóller y Rayo Rojo: Las principales atracciones de la ciudad
El Tren de Sóller es la principal atracción en el "Valle del Oro". El ferrocarril de vía estrecha conecta la capital de la isla, Palma de Mallorca, con la pequeña ciudad de Sóller. La ruta fue inaugurada en el año 1912. El objetivo era facilitar un transporte rápido de olivas y naranjas desde la Serra de Tramuntana hasta Palma. Hoy, el ferrocarril histórico es una atracción turística.

El viaje lo llevará a través de 13 túneles y el espectacular viaducto de Cinc-Ponts. Hasta la apertura de la línea ferroviaria, el transporte de la cosecha se llevaba a cabo con carros tirados por burros en viejas vías. Otra atracción que no debería perderse es el tranvía llamado "Rayo Rojo", que conecta el casco antiguo de Sóller con el puerto de la ciudad.

Wanderweg im Tramuntana Gebirge

Actividades en Sóller
Debido a su ubicación en la Serra de Tramuntana, Sóller es un punto de partida ideal para practicar el senderismo y el ciclismo de montaña. Cuatro montañas con una altura de más de 1.000 metros forman parte del "Valle del Oro". Los destinos populares de senderismo son los pueblos de Bunyola y Deja, ubicados en las montañas. A través del municipio de Sóller se puede llegar hasta el GR 221. El sendero de larga distancia más famoso de Mallorca.

Senderismo en el GR 221 lo llevará a través de bosques de encina, olivares, pueblos de de montañas y regiones de cumbres rocosas en la Tramuntana.

Los ciclistas ambiciosos se enfrentan a un desafío muy especial al cruzar el Coll de Sóller. El paso de montaña se encuentra entre los macizos de Alfabia y Teix y el punto más alto queda a unos 497 metros sobre el nivel del mar.

Hasta la apertura del túnel para automóviles en la década de 1990, la antigua vía de acceso era la única conexión con el "valle del oro". La escalada nítida tiene casi siete kilómetros de largo y en algunos lugares cuenta con un desnivel de hasta 17%. Debe superar 36 curvas y otros obstáculos en la carretera sinuosa, antes de vaya a bajar rodando a la cima del valle. Numerosos viajeros activos utilizan el estacionamiento en el paso como punto de partida para caminatas.

Compras en Soller
Sóller no es bien conocida como un lugar de compras. La ciudad saca su encanto de las calles estrechas, en las que se unen edificios de diferentes estilos arquitectónicos. En el área que rodea la céntrica Plaza Constitución, algunas boutiques de moda y tiendas de souvenirs lo invitan a una visita. Además de las colecciones de moda actual de París y la moda vintage barata, también se consigue artículos de cuero como zapatos, bolsos, cinturones y otros accesorios. Los viajeros amantes del arte no deben perderse una visita en el estudio Art Sóller, ubicada en la calle de la Lluna. Aquí el artista Miquel Angel Bernat Busquets ofrece sus obras para la venta al público.

Todos los sábados hay día de mercado en Sóller. Los agricultores locales, productores artesanales, panaderos y pescadores ofrecen productos locales frescos. Quienes busquen algunas especialidades de la región encontrarán lo que buscan con una visita de dicho mercado. Entre los mejores artículos se encuentra el zumo de naranja recién exprimido, y el licor Angel d'Or, que se elabora a base de cítricos. En el mercado semanal tal como en unas tiendas especializadas, puede comprar otros productos locales como aceite de oliva prensado en frío, mermelada de naranja, vinagre balsámico y deliciosos helados de hechos por Sa Fábrica. Mientras que el mercado semanal se lleva a cabo solo una vez a la semana los sábados, el mercado de Sóller está abierto todos los días con excepción a los domingos, donde abre entre las 9:00 a 13:00.

Esperamos que este artículo lo haya dado una pequeña expresión de la tranquila ciudad de Sóller. Si está interesado en ella, elija la ciudad en el "Valle del Oro" como su próximo destino para unas vacaciones en Mallorca.