Home
Son Marroig

Son Marroig

Son Marroig - finca y monasterio en la costa oeste de Mallorca

Son Marroig auf MallorcaMuy por encima de las profundas aguas azules del mar mediterráneo, entre Valldemossa y Deià, se encuentra la finca de Son Marroig, ubicada en los acantilados. La propiedad es uno de los lugares más románticos de la costa oeste de Mallorca y ofrece vistas panorámicas a la escarpada costa de la región.

Son Marroig - mansión en estilo renacentista
Los edificios más antiguos de la finca de Son Marroig datan de los siglos XV y XVI y fueron construidos en estilo renacentista. En el año 1870, el archiduque austríaco Ludwig Salvator compró la propiedad y trasladó su centro de vida a la isla. El explorador y amante de la naturaleza creó un jardín mediterráneo y construyó un pabellón de mármol blanco en los acantilados sobre el mar. El techo del pabellón está sostenido por columnas blancas y desde aquí se tiene una vista fantástica a lo largo paisaje costero. Desde el año 1927, la propiedad Son Marroig está abierta al público. En el edificio principal existe un museo que da una idea de la vida y obra de Ludwig Salvator. Además de los muebles históricos, las habitaciones han sido decoradas con obras de arte y mobiliario contemporáneo.

Jardín y monasterio
El encantador jardín de la finca Son Marroig lo invita a dar un paseo. Viejas encinas y olivos retorcidos se alinean en los senderos y en muchos lugares se abre una magnífica vista del mar. El jardín también sirve como punto de partida para una caminata hacia la costa. Alrededor de 30 minutos tiene que planificar para el descenso en los caminos pedregosos. No muy lejos de la finca se encuentra el monasterio de Miramar, uno de los lugares favoritos del archiduque. Como parte de la conversión y expansión de su propiedad, tuvo numerosos caminos a través de las montañas y creó varias plataformas de observación. Hoy se puede admirar la belleza deslumbrante de la Serra de Tramuntana desde estos puntos. El viaje a esta vista mallorquina se realiza a través del pueblo de Valldemossa. La propiedad se encuentra en la carretera de Deià que termina en un estacionamiento donde se deja el coche durante una visita.