Home
Casco histórico de Alcúdia

Casco histórico de Alcúdia

El casco histórico de Alcúdia

Altstadt Alcúdia auf Mallorca Alcúdia se encuentra en la costa norte de Mallorca. Es una ciudad cuya historia empezó en los tiempos precristianos alrededor del año 70 a.C. Fue fundado por los romanos. El centro histórico está rodeado por una enorme muralla y toda la ciudad le da la bienvenida con un ambiente medieval extraordinario.

Estilo medieval en Alcúdia
El casco antiguo de Alcúdia es una joya medieval ubicado en el norte de Mallorca. La ciudad surgió del asentamiento romano de Pollentia, cuyos restos se pueden visitar. Se encuentran entre la ciudad y el puerto de Port d'Alcúdia. Bajo el rey mallorquín Jaume II, la construcción de la enorme muralla con sus torres almenadas se completó en el año 1362. Algunas partes de ella, como las puertas de la ciudad Porta de Mallorca y Porta del Moll, se conservaron hasta el día de hoy. La muralla de la ciudad es parcialmente accesible para el público. En un paseo por la antigua fortificación se puede disfrutar de una vista fantástica al casco antiguo. Las calles estrechas serpentean por el centro de la ciudad. Un lugar que vale la pena ver, es el ayuntamiento Casa Consistorial en Plaça Espanya, que fue construido en el estilo renacentista. Las fachadas restauradas de las casas revelan influencias moriscas y romanas. Alcúdia se encuentra en la costa norte de Mallorca

Iglesias y museos en el centro de la ciudad
Uno de los edificios más antiguos de Alcúdia es la iglesia gótica de Orati de Santa Anna, que data del siglo XIII. Se eleva en el borde sur de la muralla que proteja a la ciudad. La capilla de Sant Crist fue construida en el estilo arquitectónico característico del renacimiento. La inauguración tuvo lugar a los finales años del siglo XVII. La iglesia parroquial de Sant Jaume data de los finales del siglo XIX. Dicho edificio cierra un espacio en la impresionante muralla, formando parte de ella. Es dedicado a Santo Jacobo. En el interior existe un pequeño museo que exhibe objetos sagrados y una colección de vestimentas históricas de iglesias. Los hallazgos arqueológicos de la época romana se presentan en el museo monográfico. Las exhibiciones son ánforas, monedas, tabletas de mármol y mosaicos de la antigüedad. Las salas de exposición están ubicadas en un edificio del siglo XVI que una vez fue utilizado como hospital.