Home
Pollença

Pollença

Pollença - pintoresco pueblo en la sierra de Tramuntana

Pollença es una ciudad de 16,000 habitantes en el borde de la Serra de Tramuntana. La ciudad de los artistas se encuentra en la costa norte de Mallorca y, a través del centro, las calles estrechas rodean la Eglesia de Nostra Senyora del Roser. Una red de calles estrechas y sinuosas caracteriza el casco antiguo de Pollença. A los principios del siglo XX, escritores, pintores y músicos descubrieron el encanto de la ciudad. Algunos se establecieron en Pollença y ayudaron a la ciudad a convertirse en un lugar de artistas y gente creativa.

Bucht von pollenca

Historia de Pollença
Pollença fue fundada como un asentamiento romano. La ubicación dentro de la Serra de Tramuntana, a unos pocos kilómetros del mar fue elegida deliberadamente. El asentamiento así era mejor protegido de los ataques hostiles. Una reliquia de la época romana es el puente de arco de piedra con el nombre Pont Roma, que se extiende por el Torrent de Sant Jordi. El río que existe aquí no se desarrolló naturalmente, sino fue construido por los romanos para alimentar el pueblo con el agua importante.

Los romanos fueron de la zona en el siglo IX y en su lugar llegaron los moros. Dominaron hasta el siglo XIII una gran parte de la isla de Mallorca, hasta que las tropas del rey Jaume I los expulsó en el año 1229. Desde el siglo 15, la isla fue victima de muchos ataques piratas. Pollença fue amenazado repetidamente por bucaneros merodeadores, cuales vinieron del norte de África. En 1550, la ciudad se preparó y existió una defensa memorable contra tal ataques.

Romische Brucke in Pollenca

Cuando los piratas llegaron una vez más para saquear la ciudad, esta ya estaba preparada y una resistencia se formó. Bajo su líder Joan Mas, un grupo de residentes logró vencer a los atacantes con la más simples de las armas. Cada año, el día 2 de agosto, este evento histórico se conmemora en forma de una obra de teatro cuya forma parte de la Fiesta Mare de Déu dels Àngels.

En el siglo XX, la agricultura como fuente de ingresos más importante perdió importancia ya que el turismo aumentó y empezó generar ingresos nuevos y más grandes. La escritora inglesa Agatha Christie, utilizó Pollená, ubicada en las montañas a los principios del siglo XX como fuente de inspiración para sus libros. A ella le gustó alquilar una habitación en el Hotel Illa d'Or.

Unas obras de la famosa autora del crimen, que se crearon durante este tiempo, fueron  "Asesinato en el Expreso Oriente" y "El demonio bajo el sol". Cuando la última obra fue filmada, se seleccionaron varios lugares en Mallorca, parea las escenas.

Atracciones en Pollença
El lugar más popular en Pollença es la plaza Placa Mayor. Aquí se encuentran numerosas boutiques y galerías de artes, donde los artistas locales exhiben sus obras al público para la venta. La iglesia parroquial barroca se levanta frente a un pequeño parque con fuentes, pinares y olivos. Al pie de la iglesia de Nostra Senyora dels Angels, cada domingo hay un mercado semanal en el que se puede comprar aceitunas frescas, cítricos, quesos, vinos y otras artesanías.

El punto de referencia en Pollença es el gallo. Adorna el escudo de armas de la ciudad y se erige como una escultura en la fuente Fond de Gall, en la Plaça de l''Amoina. El lugar tiene una gran importancia histórica, ya que aquí en el año 1550 el ataque pirata fue rechazado. Otra reliquia histórica es el puente romano Pont Roma.

El puente de piedra se extiende por el Torrent de Sant Jordi. La capilla de Sant Jordi data del siglo XVI. El retablo del altar mayor fue construido en el año 1653 y está dominado por la "Virgen del Mar". También en el siglo XVI, comenzó la construcción del monasterio dominico de Santo Domingo. El lugar se puede visitar de forma gratuita.

Wahrzeichen von Pollenca

El Calvario: Punto de referencia de Pollença
En el centro de la ciudad se levanta el hito de Pollença, el Calvario. En la parte superior se encuentra una capilla barroca, que fue inaugurada en el año 1799. A esta iglesia se puede llegar desde el centro de Pollença a través de una escalera con 365 pasos. Cada nivel simboliza un día del año en el calendario. El ascenso agotador se ve recompensado con impresionantes vistas que se extienden desde la península de Formentor hasta la bahía de Alcúdia.

Una segunda ruta a la cima del Calvario conduce más allá de 14 cruces de piedra, que representan las estaciones de la histórica “Vía Crucis”. Todos los años, el día de viernes santo, una solemne procesión conduce desde el punto más alto de la montaña hasta la ciudad. Una sección de la escalera de piedra está bordeada de cipreses que realzan esta impresión romántica.

Actividades y excursiones en Pollença
Pollença se encuentra cerca de la costa norte de Mallorca en la Sierra de Tramuntana. Un popular destino de senderismo es la montaña Puig de Maria de 330 metros de altura. El camino hasta la cima conduce a través de sombreados bosques de encina. Desde el punto más alto se abre una vista abrumadora a la bahía de Pollença y la localidad costera de Alcúdia con la bahía del mismo nombre.

Para bañarse, visita la ciudad costera Port de Pollença, que se encuentra a solo unos minutos de la ciudad principial. La localidad costera es un centro de deportes acuáticos en Mallorca. En la bahía de Pollença, los amantes del windsurf y el kitesurf se divierten durante todo el año en la superficie del agua. En un asentamiento prehistórico del período Talayot, el sendero lo lleva hasta Cala Bóquer.

Un destino encantador son las calas rocosas de Cala de Sant Vicenç. La excursión fácilmente se puede combinar con un desvío a Cap Formentor. En el extremo norte de Mallorca, los acantilados de la Tramuntana caen casi verticalmente en el mar. Otro destino atractivo es el parque natural S'Albufera. El humedal protegido situado entre Alcúdia y la animada localidad de Can Picafort y es un refugio para muchas especies de aves.

De compras en Pollença
Las calles estrechas y sinuosas de Pollença le invitan a ir de compras. Detrás de las fachadas de piedra de los edificios antiguos se encuentran pequeñas boutiques de moda y artículos de cuero, joyería y tiendas de artesanía. Unos lugares muy especiales son la tienda Ensenyat y la panadería Can Xim con sus delicias regionales. Puede disfrutar de las especialidades regionales con o sin relleno, a su gusto. El mercado es el lugar para conseguir una variedad de alimentos frescos. El día de mercado se celebra todos los domingos, en frente de la iglesia Nostra Senyora dels Angels. En las gradas, los comerciantes y agricultores ofrecen aceite de oliva, queso de oveja, vino, licor de almendras y numerosos productos artesanales.

Restaurantes en Pollensa
La mayoría de los restaurantes y cafés están ubicados alrededor de la plaza principal de Pollença, llamada la Placa Mayor. En un pequeño callejón se encuentra el restaurante Bodega Can Ferrà, propiedad de la familia dueña desde hace tres generaciones. La cocina es exquisita y típica mallorquina. Entre los mejores restaurantes de la costa norte se encuentra el 3 \ 65 Son Brull. Es parte del hotel de cinco estrellas del mismo nombre y cuenta con una elegante decoración y un ambiente excelente.

Los amantes de los abundantes platos de carne no perderse una visita en el restaurante asador La Braseria. El lugar está situado en las afueras de la ciudad, en la carretera que llega a Port de Pollença. Este restaurante abre sus puertas en la mañana para un desayuno rico. Además, el menú consiste de carne sin deshuesar, filete de salmón, entre otros. Cada una de las numerosas parrillas lo sorprenderán con un sabor distintivo. También puede conseguir algunos platos típicos de la cocina mediterránea, como deliciosas paellas y otras especialidades frescas. También con parrillas sabrosas y platos de carne lo espera el restaurante La Placenta, lugar que vale la pena visitar durante su estancia en Pollença. El restaurante está ubicado en la Plaça Sant Jordi.

Si se siente inspirado para llegar a conocer la ciudad histórica de Pollença en el medio de la Serra de Tramontana, piensa en pasar sus próximas vacaciones en Mallorca en la localidad. Hay varios hoteles, apartamentos y casas vacacionales disponibles en la costa norte de la isla balear.