Home
Ciclismo de montaña

Ciclismo de montaña

Ciclismo de montaña en Mallorca

Mountainbike MallorcaSubidas rocosas, senderos de peregrinos vagamente pavimentados que le hacen recordar las antiguas carreteras militares en los Alpes, y descensos espectaculares: Mallorca ofrece excelentes condiciones para el ciclismo de montaña.

Serra de Tramuntana: Con bicicleta de montaña a la meca de Mallorca
La Serra de Tramuntana es una cadena montañosa en el noroeste de Mallorca, cuyo pico tiene una altura de 1445 metros. En el centro de la cordillera se encuentra el Monasterio de Lluc, un lugar de peregrinación que ha sido el destino de los peregrinos durante siglos. Como una tela de araña,  estos antiguos senderos cubren las montañas de Tramuntana. Los creyentes que hacen una peregrinación a la estatua de la Virgen Negra hoy en día rara vez usan estos caminos. Por lo tanto la red de carreteras es un campo de juegos para los ciclistas de montaña. Muchos caminos están pavimentados y recuerdan a las antiguas carreteras militares, que se crearon durante la Primera Guerra Mundial en los Alpes. Toda la ruta es una desafiante aventurera. Los ascensos empinados que lo llevan a la cresta viajando entre acantilados y  barrancos no son ocurrencias infrecuentes en este recorrido.

Ciclismo de montaña en las montañas de Tramuntana
En la Serra de Tramuntana se requiere un estilo de conducción activo y con visión al futuro. Solo si lograr ciclar y mantenerse en la línea ideal, el camino es razonablemente fácil. A la izquierda y a la derecha, rocas y cantos rodados sacan a los ciclistas de montaña de su silla, si no están pendiente de la vía. Por otro lado momentos de felicidad lo esperan en las crestas de las montañas de Tramuntana, cuando este ascenso agotador  ha culminado. Azul profundo parece el mar Mediterráneo bajo el sol brillante. Aquí los impresionantes acantilados forman un contraste asombroso con la superficie del agua. Este es el lugar, donde comienza la bajada. Solo los bicicletas con cauchos sin manguera y con una buena suspensión superan este prueba en los terrenos difíciles y demandantes con éxito. Si decide participar en uno de estos recorridos desafiantes, le esperan una sorpresa inusual: En algunas rutas, los propietarios le cobran una tasa, ya que los senderos pasan por terrenos privados.

Dado que solo los expertos en ciclismo de montañas conocen las rutas en Mallorca que no lo llevan por propiedad privada, es recomendado salir por lo menos en las primeras excursiones con un guía, que le puede ayudar y orientar. Sin su apoyo, corre el riesgo de perderse en el laberinto de vallas, barreras y puertas de madera.

Excursión a la Torre d'Albarca
Al norte de Arta se extiende una franja costera, que en gran parte es visitado poco por los viajeros. Aquí lo esperan bahías solitarias, rodeadas por bosques de pinos, a las que solo se puede llegar después de un extenuante paseo a pie o en barco. Esta región ofrece un fantástico contraste delante de las escarpadas montañas de Tramuntana. Violeta y amarillo florece la Machia, junto a un camino perfecto para el ciclismo de montaña. Hasta la antigua atalaya Torre d'Albarca, pasará por una ruta pasa de paisaje de color ocre, dominado por toba. Cala Mitjada, Cala Torta y Es Matzoc son los nombres de las pequeñas bahías, ubicadas en la costa. Incluso en la temporada principal, las playas están casi desiertas. Si está planeando un tour de bicicleta de montaña en esta región, no debería olvidar llevarse su traje de baño. Demasiado tentador es la vista del mar azul turquesa entre las rocas brillantes.

La Torre d'Albarca data del año 1751 y una vez fue parte de un sistema de atalayas y bastiones en la costa mallorquina. Las torres de piedra se construyeron con fines defensivos y generalmente se veían entre sí. Lejos en el horizonte, se puede ver el Cap Formentor siempre cuando el clima está despejado. Después de otro paseo en su bicicleta de montaña, llegará a la playa hermosa de Platja de sa Font Celada. Una playa desierta con arena de grano fino.