Home
Montar a caballo

Montar a caballo

Cabalgar en Mallorca

Reiten MallorcaCabalgar a través de los sombreados bosques de pinos o en la playa es una gran diversión para muchos viajeros durante sus vacaciones en Mallorca. La isla de Baleares tiene la densidad de caballos más alta de Europa.

La temporada de equitación en Mallorca es durante todo el año. Especialmente a partir de noviembre, cuando la isla cae en un largo sueño de varios meses, hay fantásticas oportunidades para disfrutar el placer de poder cabalgar en las playas desiertas. Numerosos centros ecuestres en Mallorca ofrecen paseos en la naturaleza. Si desea participar en un viaje al Parque Natural de Cala Mondragó, ubicado en la costa del este, en las montañas de la serra de Tramuntana o en las playas de la bahía de Alcúdia, es su decisión.

Vacaciones en un rancho mallorquines
Los lugares, en donde se puede encontrar caballos en Mallorca llevan el nombre "Rancho". Los operadores suelen ofrecer conceptos vacacionales que se centran en el manejo de los caballos. Los alojamientos en un rancho mallorquines son habitaciones con equipamiento típico de campo o de fincas. Las comidas en su mayoría incluyen desayuno y un menú fijo por la noche. Dado que muchos centros ecuestres se encuentran en el interior de Mallorca, es recomendable alquilar un coche. Con este puede mantenerse flexible y móvil durante su estancia en la isla.

Ofrecemos un programa integral. Todos los días, puede participar en un paseo a caballo de 1-3 horas, donde podrá conocer los maravillosos paisajes naturales mediterráneos de Mallorca. En el camino pasará a través de bosques de pinos y naranjos tal como por molinos de viento. Los viajes a la playa generalmente solo son posibles fuera de la temporada principal. La mayoría de los centros ecuestres ofrecen paquetes completos con un cierto número de días para cabalgar. En caso de que desea algunos paseos adicionales, es necesario reservarlos directamente con sus anfitriones en Mallorca.

Aprende a cabalgar en Mallorca
Para poder cabalgar en Mallorca también, dominar las técnicas y comandos correctos es muy importante. Mientras que los caballistas experimentados deambulan por el campo solo o en grupos pequeños, las clases de equitación son ante todo para los principiantes sin ninguna o con poca experiencia. Incluso los niños mayores de cuatro años pueden aprender a jinetear en un rancho de caballos mallorquines. En este caso se utilizan ponis tranquilos y pequeños para que los más jóvenes pueden aprender sin miedo. Para los adultos que desean aprender cabalgar, los estudiantes comienzan las clases de equitación en la lonja, una cuerda de aproximadamente ocho metros. En estas lecciones privadas, los participantes aprenden a adoptar una postura adecuada en la silla tal como la interacción correcta con el animal. Además, el cuidado de los caballos forma una parte de los cursos. Los integrantes estan siendo capacitados para guiar, equilibrar, ensillar y trabajar correctamente con los caballos.

Caballos en los establos mallorquines
Los operadores de los ranchos mallorquinas suelen prestar atención al bienestar de los animales. La mayoría de los caballos viven en grupos en un campo y cuentan con su espacio propio, para descansar. Los animales son mansos y pacientes y han recibido entrenamiento profundo, antes de ser utilizados para cabalgadas. Al permanecer al aire libre, los animales casi nunca son tímidos y son acostumbrados los ruidos de la naturaleza en su alrededor, incluso si cortos plazos del camino los lleva cerca de carreteras frecuentemente transitadas. En Mallorca, se realizan los paseos ecuestres con representantes de distintas razas. Ampliamente utilizados son los caballos andaluces y camargue. Estos últimos tienen un físico fuerte y originan de la región Provence. A veces en cuando también se utilizan menorquines para los paseos. Se trata de una raza de pura sangre que se cría en la isla vecina de Menorca.