Home
Senderismo en Mallorca

Senderismo en Mallorca

Senderismo en Mallorca

Wandern auf MallorcaEl paisaje diverso con montañas escarpadas en el noroeste, largas playas de arena en el norte y el sur, espectaculares acantilados en el oeste y un paisaje costero montañoso son unos de los criterios que hacen de Mallorca un destino excelente para excursionistas y activistas al aire libre.

Senderos playeros y costeros en Mallorca
En su casa vacacional en Mallorca le esperan amplias playas de arena y regiones costeras espectaculares para conocer durante senderismo en la isla. En el norte, la bahía de Alcúdia, con unos 25 kilómetros de longitud, invita a largos paseos por la costa. No es necesario llevar agua ni provisiones, ya que las playas de Can Picafort y Port d'Alcúdia están repletas de restaurantes, bares de tapas y cafeterías. Tiene oportunidad de pasar por siete pintorescas bahías en una sola caminata en la costa sureste. Este lo lleva desde Cala Barca hasta Cala Figuera. Para culminar esta ruta fácil, necesitará aproximadamente tres horas. En el camino hay varias oportunidades de detenerse para un descanso en la naturaleza. Espectaculares vistas lo esperan en un paseo costero en el oeste de Mallorca, en la península de Sa Foradada. Esta ruta de cinco kilómetros entre Deià y Valldemossa, se atraviesa acantilados y una bahía idílica que le invita a darse un baño refrescante en el agua.

Experiencias Extraordinarias: Senderismo en las montañas de Tramuntana
Con una longitud de aproximadamente 90 kilómetros, la Serra de Tramuntana se extiende a lo largo de una poderosa cadena montañosa en la costa noroeste de Mallorca. Una amplia red de rutas para senderos se extiende por grandes partes en etsa región. Como punto de partida para caminatas y excursiones de trekking, muchos viajeros activos prefieren el monasterio de Lluc en el corazón de la sierra. El monasterio cuenta con unas habitaciones para los huéspedes y desde este lugar comienzan varios paseos. Uno de ellos lo invita a un sendero espectacular a Torret de Pareis y la segunda montaña más alta de la isla. Toda la belleza de esta región montañosa se abre como parte de un sendero de varios días, recorriendo una ruta llamada “vía de las paredes secas”. Durante la caminata, que lo lleva desde el pueblo montañoso de Valldemossa hasta Pollença, se atraviesará sombríos bosques de encina, profundos cañones y cumbres que se elevan a más de 1.300 metros de altura.

Senderismo en parques naturales mallorquines
Los amantes de la naturaleza no deben perderse una caminata en uno de los parques naturales de Mallorca. En la costa norte de la isla, la Reserva Natural de S'Albufera es un refugio para más de 270 especies de aves, que espera su visita. El humedal es atravesado por numerosas rutas del senderismo. Varias torres de vigilancia, para observar los aves, se han erigido en la región. Más información detallada sobre la flora y la fauna de este parque natural, se puede solicitar en la casa recepción de Sa Roca. En la costa noroeste de Mallorca se encuentra el Parque Natural de la Península de Llevant. Esta área protegida se extiende no muy lejos de la pequeña ciudad de Artá, unbicada en la costa. En las caminatas usted va a cruzar pequeñas calas rocosas y encinares. Con un poco de suerte, puede ver águilas enanas y halcones Eleonoras dando vueltas por el terreno pedregoso en el camino.

Monasterios y castillos: Destinos de senderismo en el interior de Mallorca
En el interior de la isla de Mallorca, los antiguos monasterios y fortificaciones se encuentran entre los destinos más populares, que esperan su visita. En la montaña de 543 metros de altura surge el monasterio Santuari de Nostra Senyora de Cura. En una caminata a la abadía se pasa por una ermita medieval y por otro monasterio, que todavía está habitado por monjes. En Felantix, un pueblo ubicado en la costa sureste de Mallorca, el monasterio de Santuari de Sant Salvador es un destino popular de senderismo. El complejo se encuentra en una montaña de 500 metros de altura, dentro de los Serres de Llevant. El camino lo lleva a través de un bosque de pinos hasta la cima. En la cresta vecina se levantan las ruinas de la fortaleza Castell de Santueri, ubicado en el pico de una montaña de 408 metros. Después de la escalada extenuante, se verá recompensado con una vista fantástica sobre la mitad de la isla.